Sin dudas

Hoy me pasó algo genial y estremecedor, al mismo tiempo. Me puse a pensar que con las ideas totalmente inoloras, e incoloras, que tengo a partir de esta editorial he logrado conseguir que unas 5 personas confiaran en ellas.

Hoy, una de esas 5, habló por teléfono conmigo por alrededor de dos horas lo cual me parece espantosamente hermoso.

Cómo puede ser.

Cómo

puede

ser.

Pero pasó, sí. Confía en las ideas que están detrás de esta editorial y se suma a trabajar para ellas. O no, porque no dijo eso, no dijo que iba a trabajar para la editorial. Pero siento que si llamó por teléfono y mantuvo la comunicación por esa cantidad de tiempo (¡más de dos horas!) significa que está trabajando para ellas. Es más, creo que está trabajando para apropiarse de una de esas ideas, reformarla hasta no se sepa que es de la editorial y aplicarla a su propio criterio y estética. Y eso, amigxs, me emociona... y me estremece. Estoy segurísimo de que si armamos nuestra propia editorial vamos a estar mucho más empoderadxs.

No tengo pruebas.

Tampoco dudas.

Ustedes ya conocen estas ideas, no las voy a repetir, no teman.

Pero así es. Y no solo estoy contento; siento que el peso de mi trabajo no es tan grande. Y de a poco, incluso, me parece que dejará de ser un "trabajo" para transformarse en otra cosa. Qué cosa... no sé pero algo diferente e igual de hermoso.

Pensalo: un par de tus ideas, un par de personas.

No necesitás nada más.


* [+info] de la imagen de portada

18 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo