Más info de Asterode caliente
Comprá Asteroide caliente en Mercado Libre

Hay un contraste en los poemas de Florencia Benson entre la realidad y lo que uno como lector considera "los ideales". A veces, de una manera fría, otras un poco más romántica, ese contraste interpela siempre. Siempre. Es lo perturbador de su poesía. Como que te mueve lo que suponés todo el fucking tiempo. Siento que los poemas van a ser de una manera exacta en función de lo que uno prejuzga (equis manera) pero cuando leés NO ES EXACTAMENTE lo que pensabas. En la experiencia de leer Asteroide caliente uno se descubre movilizado y al cambiarte lo que pensás de quien escribe es como si se te moviera el piso: es un constante NO lugar.

Y eso no resulta cómodo, puedo adelantar.

La lectura de este libro me deja un poco expuesto, frágil, porque son frases filosas, como sablazos que no veo venir y hieren, evidencian lo frágil de mi lectura, lo exhausto que resulta la lectura.

Por esa intensidad el libro no te deja neutral y, de a ratos, para contrarrestar esa intensidad, atacás el libro, atacás la imagen que tenés de la autora, atacás la fragilidad de tu análisis y comenzás a prepararte para el siguiente verso de una forma un poco más resentida, quizás. Es una experiencia de paranoia demoledora; Asteroide caliente NO ES para cualquiera.

Ese vértigo, ese enamoramiento, esa visceralidad, ese llamado a la oscuridad, te muestra otra forma de vincular no solo con la autora, también con la lectura y, no menos importante: con el filo de los versos.